Clasificación de los tipos de abono orgánico más efectivos

Si a tus plantas se les caen las hojas, se vuelven de colores extraños y, normalmente, no prosperan, es posible que no sean tus técnicas de jardinería las culpables.

Podría haber un desequilibrio en el suelo que mata a tus plantas. En estos casos, progresar el suelo puede acrecentar las posibilidades de tener un jardín triunfante.

No obstante, siempre y en toda circunstancia es una gran idea revisar los niveles de pH y la acidez del suelo de tu jardín ya antes de comenzar a aplicar el fertilizante. Demasiado de algo bueno puede ser tan malo como no aplicarlo.

Por poner un ejemplo, el fósforo, que es uno de los primordiales componentes de la mayor parte de los fertilizantes, solo marcha en un determinado rango de pH.

La adición de nutrientes superfluos asimismo puede crear problemas ambientales, en tanto que estos compuestos tienden a ser arrastrados por las fuertes lluvias y pueden concluir contaminando los cursos de agua próximos.

Como la mayor parte de los organismos, las plantas precisan una serie de nutrientes para medrar apropiadamente. Estos elementos están por norma general presentes en el suelo. Cuando no lo están, las plantas padecen.

Los fertilizantes se crearon para reemplazar las deficiencias del suelo y de esta forma poder cultivar en espacios que no son ideales. No obstante, los primordiales nutrientes que se hallan en los fertilizantes son el ázoe (N), el fósforo (P) y el potasio (K). Generalmente, asimismo figuran en las etiquetas en ese orden.

Como es lógico, tus plantas no saben la diferencia entre los fertilizantes sintéticos y los orgánicos, mas sí, sobre todo en un largo plazo.

Se sabe que los fertilizantes sintéticos degradan la calidad del suelo con el tiempo. Continuamente precisas más para progresar tu jardín. Los fertilizantes sintéticos asimismo poseen sales. Estos compuestos no solo hacen que el suelo sea más ácido, sino distancian a las lombrices ventajosas.

El riego regular de tus plantas puede aun mover los nutrientes de estos compuestos suficientemente lejos de las raíces de las plantas para que no sirvan de nada. Además de esto, los fertilizantes sintéticos acostumbran a estar fabricados con recursos no renovables.

Por otra parte, los fertilizantes orgánicos mejoran el suelo del jardín donde se usan. No solo asisten a retener el agua, sino asimismo aligeran el suelo a fin de que las raíces de las plantas dispongan de más aire. Los fertilizantes orgánicos no desaprovechan nutrientes como sus análogos químicos.

Tampoco probablemente produzcan una acumulación de sales que pueda frenar el desarrollo de las plantas. Estos géneros de fertilizantes tienden aun a ser menos propensos a abrasar las raíces tiernas de las plantas que los productos sintéticos.

La lentitud de los fertilizantes orgánicos es ventajosa si deseas progresar el suelo de tu jardín con el tiempo. No obstante, este aspecto puede ser un inconveniente si buscas resultados instantáneos. (Un buen compromiso orgánico cuando tus plantas precisan un impulso repentino de energía son los fertilizantes líquidos o bien las pulverizaciones foliares).

Los jardineros asimismo han de ser siendo conscientes de que los fertilizantes orgánicos son biológicamente activos. Esto quiere decir que sus componentes pueden mudar con el tiempo y pueden cambiar levemente con cada lote.

Hay que tener precaución en el momento de adquirir fertilizantes. Aquellos productos que declaran ser “orgánicos” a primer aspecto podrían no serlo realmente. Asegúrese de leer pausadamente las etiquetas de los productos.

Una buena forma de juzgar la precisión de las aseveraciones es equiparar el fertilizante orgánico que piensa adquirir con la lista del Organic Materials Review Institute. No obstante, si no es un cultivador comercial, tenga presente que todos y cada uno de los productos que aparecen en esta lista asimismo se consideran orgánicos.

 

Tipos de fertilizantes orgánicos que no te puedes perder

Podemos encontrar los fertilizantes secos acostumbran a entremezclarse con la tierra. Se pueden usar tanto en jardines sepultados como en plantas cultivadas en contenedores. Estos géneros de fertilizantes se agregan por norma general como forma de promover el desarrollo en un largo plazo de las plántulas, los trasplantes y los cultivos.

Por otra parte, están fertilizantes con nutrientes en forma líquida. Además de esto, pueden emplear un género de agente aglutinante para asistir a que la planta en cuestión los absorba mejor. Estos fertilizantes pueden verterse en la tierra que rodea a la planta para poder ser absorbidos por las raíces. O bien, por contra, podrían pulverizarse sobre las hojas. Al fin y al postre, las pulverizaciones foliares (sobre las hojas) son en especial útiles para las hortalizas a lo largo de su periodo de desarrollo.

Los fertilizantes líquidos acostumbran a considerarse buenos para las plantas que están en desarrollo activo y acostumbran a aplicarse mensualmente. No obstante, los cultivos de hoja pueden precisar una pulverización bisemanal.

A continuación puedes leer una lista de los tipos de abono orgánico que existen:

Harina de alfalfa
La alfalfa se usa frecuentemente como una parte de la nutrición del ganado. No obstante, la harina de alfalfa sencillamente se desmenuza a fin de que se descomponga más de manera rápida. Este fertilizante particularmente tiene bajas cantidades de ázoe, fósforo y potasio. Como resultado, la harina de alfalfa marcha a una velocidad moderada. El mejor empleo de este fertilizante es como acondicionador del suelo a inicios de la primavera, ya antes de plantar los cultivos.

Harina de Semillas de Algodón
Este fertilizante tiene mucho ázoe, mas asimismo contiene cantidades justas de fósforo y potasio. Las desventajas de la harina de algodón son su lentitud y que está libre eminentemente en las zonas de cultivo de algodón. No obstante, este abono es singularmente útil para adecuar los jardines en otoño, ya antes de plantar los cultivos de cobertura o bien ya antes de aplicar el mantillo. De esta forma, la harina de semilla de algodón tiene tiempo de descomponerse por completo a fin de que el ázoe presente esté sencillamente libre en la primavera.

Harina de Gluten de Maíz
La harina de gluten de maíz contiene trazas de ázoe, fósforo y potasio. Asimismo es buen estabilizador del suelo, mas actúa poco a poco. Por ende, debe incorporarlo en otoño a fin de que tenga tiempo de descomponerse a lo largo del invierno.

Fosfato de roca
El fosfato de roca está hecho de rocas que han sido molidas. Contiene grandes cantidades de fosfato, como otros nutrientes esenciales. La primordial ventaja de usar fosfato de roca es que los elementos que contiene no se disuelven en el agua. En su sitio, continúan en el suelo hasta el momento en que son empleados por las plantas que medran en él.

Estiércol de vaca
El estiércol, por lo general, tiene una alta relación entre la masa y los nutrientes. Sin embargo, contiene cantidades respetables de ázoe, fósforo y potasio. El estiércol de vaca asimismo actúa en los jardines a una velocidad moderada. Todos estos elementos contribuyen a que sea un genial aditivo para el compost.

No obstante, ciertas semillas de malas yerbas pueden subsistir a la digestión de las vacas en cuestión y esto puede crear problemas evidentes. Asimismo hay que eludir el estiércol proveniente de operaciones industriales pues contiene mucha sal. No obstante, aun el estiércol normal puede terminar quemando las plantas si se usa demasiado o bien si se emplea con demasiada frecuencia.

Estiércol de pollo o bien de aves de corral
Tener un montón de caca de pollo a mano no quiere decir que vaya a conseguir niveles de nutrientes de manera comparativa altos. Incluso de esta forma, este abono contiene cantidades sutilmente superiores de los 3 primordiales nutrientes para las plantas que el estiércol de vaca.

Asimismo marcha de forma algo más veloz. El mejor instante para usar el estiércol de aves de corral es inmediatamente después de cosechar los cultivos o bien inmediatamente antes de comenzar otro ciclo de jardinería. Del mismo modo que con el estiércol de vaca, hay que tener precaución con este producto pues puede abrasar las plantas si se aplica demasiado.

Lombrices de tierra
El estiércol de lombriz contiene cantidades aceptables de los 3 nutrientes vitales. Por esta razón, este género de abono se considera una enorme adición a los jardines de flores y verduras.

Arena verde
Greensand procede de viejos lechos marinos. Este fertilizante con alto contenido en calcio asimismo contiene hierro, potasio y otros oligoelementos. No obstante, los niveles de nutrientes de los productos de greensand pueden cambiar en función de su origen.

Compost
El perfil de nutrientes del compost cambia en función de lo que se ponga, mas de forma frecuente se acerca al del estiércol de vaca. Es un abono de jardín muy popular. Esto se debe, indudablemente, a que se puede fabricar de manera gratuita y a que marcha a un ritmo moderado.
Asimismo hay una pluralidad de formas en las que el compost se puede emplear en su jardín. Puede emplearse como mantillo o bien entremezclarse con la tierra del jardín. Asimismo se puede preparar un té de compost para usarlo como comestible foliar. Los jardineros que no tienen espacio para un enorme sistema de compostaje pueden aun conseguir beneficios afines usando cubos de compostaje de lombrices bajo sus fregaderos.
No obstante, el compost puede ser de naturaleza alcalina. Esta característica afecta de manera negativa a la capacidad de las plantas que viven en el suelo para absorber los nutrientes. El compost asimismo tiene una elevada relación entre peso y nutrientes libres. Una pila de compost mal cuidada puede además de esto producir malos olores, lo que puede meter a los habitantes de la urbe en inconvenientes con sus vecinos.
Si todavía de este modo piensas usarlo, el compost debe añadirse tarde o bien temprano de la siembra. Asimismo es buen refrescante del suelo entre temporadas de cultivo para los jardines que se usan continuamente. Va a deber emplear entre medio centímetro y un centímetro completo toda vez que se plante un nuevo cultivo.Harina de soja
La harina de soja es un fertilizante con alto contenido de ázoe que asimismo contiene bajas cantidades de fósforo y calcio. Las condiciones locales de cultivo tienden a afectar a la velocidad con la que este producto es absorbido por el suelo, mas este proceso se genera generalmente a una velocidad moderada. No obstante, la harina de soja es bastante útil como acondicionador del suelo en un largo plazo.Harina de Sangre
Este fertilizante se crea desde la sangre en polvo de ganado sacrificado. Si bien tiene un alto contenido en ázoe, la harina de sangre es baja en otros elementos. Además de esto, es muy ácida y puede abrasar las plantas si se usa demasiada cantidad al unísono. Hay que proceder con cautela. Lo mejor es aplicar harina de sangre al suelo ya antes de plantar nada en él. Incluso de esta manera, la naturaleza de acción veloz de la harina de sangre la transforma en un buen tónico para las plantas enfermas. Deberás verter este abono sobre las raíces de las plantas conforme las instrucciones del envase y después, probablemente, cubrirlo todo con mantillo.Harina de huesos
No es una sorpresa que la harina de huesos esté hecha de huesos de vaca molidos. Este fertilizante con alto contenido en fósforo asimismo contiene mucho ázoe. La harina de huesos marcha a velocidades moderadas para promover la producción de flores y el desarrollo de las raíces. Por esta razón, es ideal para las plantas de flor, los bulbos y los frutales. No obstante, la harina de huesos se usa sobre todo como enmienda del suelo para lugares con altos niveles de ázoe en los que las plantas se prosiguen quemando.

Harina de plumas
La harina de plumas es altísima en ázoe. No obstante, no contiene calcio ni fósforo y solo marcha a velocidades moderadas. Si planea emplear este fertilizante en su jardín, empléelo ya antes de plantar para dar al suelo un impulso de nutrientes.

Guano de aves marinas
El guano de aves marinas se recoge en islas con escasas precipitaciones y tiempos áridos, factores que asisten a retener altos niveles de nutrientes. El guano de aves marinas contiene grandes niveles de oligoelementos así como cantidades aceptables de ázoe, fósforo y calcio. En verdad, se considera como de los mejores fertilizantes orgánicos del planeta.

Guano de murceguillo
El guano de murceguillo es un fertilizante de acción veloz que contiene una extensa pluralidad de nutrientes como el ázoe, el fósforo, el calcio y múltiples otros minerales. No es tan alto en estos componentes como el guano de aves marinas, mas es más simple de lograr. Puesto que ciertos nutrientes contenidos en el guano de murceguillo son solubles en agua, este fertilizante es seguramente más eficiente cuando se emplea como pulverización foliar o bien como té de compost. Asimismo se puede aplicar entre las plantaciones y como refrescante del suelo a fines de la primavera.

Harina de pescado
Debido a sus altos niveles de ázoe, la harina de pescado es un fertilizante de acción bastante veloz. Asimismo tiene cantidades aceptables de fósforo y calcio. Es bueno para los cultivos de maíz.

Harina de marisco
Este fertilizante está hecho de subproductos de mariscos desmenuzados. Contiene mucho calcio y algo de fósforo, como un sinnúmero de oligoelementos. La harina de concha asimismo contiene un factor llamado quitina, que ayuda a separar los molestos nematodos.

Fertilizante líquido de algas marinas
Este es un fertilizante a base de algas creado por el procesamiento en frío. El kelp contiene pequeñas cantidades de los 3 primordiales componentes del fertilizante, mas es bastante alto en oligoelementos. Asimismo es buena fuente de hormonas de desarrollo que pueden asistir a las plantas a lograr su máximo potencial. Este abono líquido acostumbra a entremezclarse con agua y emplearse como pulverización foliar o bien verterse en el suelo cerca de las plantas.

Algas marina
Las algas marinas son un fertilizante de acción veloz que acostumbra a estar libre de manera gratuita en la mayor parte de las costas. Contiene todos y cada uno de los 3 nutrientes primordiales en pequeñas cantidades, mas asimismo contiene mucho cinc y hierro. Las algas se consideran muy ventajosas para los cultivos de cereales, de este modo para los que precisan altos niveles de potasio.

Recortes de yerba
Es bastante difícil superar los recortes de yerba como un fertilizante de bajo costo, puesto que acostumbran a ser sin coste. Esta substancia puede emplearse para eludir las malas yerbas y preservar la humedad del suelo. No obstante, el contenido de ázoe en todos y cada lote cambia. Una capa de 1 a dos pulgadas habría de ser suficiente para una temporada de desarrollo completa. Eso sí, no emplees esquejes de céspedes que hayan sido cultivados con herbicidas.

De qué manera emplear el abono orgánico

Los fertilizantes orgánicos se usan prácticamente de igual manera que los fertilizantes químicos normales. Si compras suministros ya hechos, el proceso es bastante fácil. Lea las instrucciones de la caja y sea cauteloso en el momento de decidir la cantidad a aplicar. Sugerencia: siempre y en todo momento es buena idea eludir el empleo de productos de fragancia fuerte, como el abono de emulsión de pescado, en interiores.

No obstante, si deseas entremezclar tu abono para una necesidad concreta del jardín, asimismo puedes hacerlo. Mas tenga cuidado de no sobrepasarse para eludir abrasar o bien aun matar plantas sensibles.

Deja un comentario