Arquitectura sostenible

La arquitectura sostenible es un término general que se refiere a las construcciones diseñados para limitar el impacto de la humanidad en el medioambiente. Un enfoque ecológico de la construcción moderna engloba todos y cada uno de los aspectos del proceso de planificación y construcción. Esto incluye la elección de los materiales de construcción; el diseño y la implementación de los sistemas de calefacción, refrigeración, fontanería, restos y ventilación; y la integración del ambiente construido en el paisaje natural.

Muchas de las prácticas y principios usados en la arquitectura sostenible tienen sus raíces en viejas prácticas de construcción que se convirtieron con el apogeo de los materiales modernos y la producción en masa en la era industrial. La conciencia moderna sobre la necesidad de una arquitectura sostenible se remonta cuando menos cincuenta años atrás, al aniversario del primer Día de la Tierra y al movimiento medioambiental internacional y la consecuente legislación que desencadenó en el mundo entero.

Mas el planeta se halla ahora en la mitad de una urgencia por el cambio climático, y muchas de las leyes medioambientales aprobadas en los últimos cincuenta años se están anulando. Esto hace todavía más imperativo que los diseñadores, arquitectos, constructores y usuarios demanden mejores prácticas de construcción para asistir a combatir el daño ocasionado por una de las industrias más contaminantes del planeta. En U.S.A., por servirnos de un ejemplo, las edificaciones representan el treinta y nueve por ciento de las emisiones de CO2.

La sostenibilidad se ha transformado en un factor esencial de la arquitectura moderna. Reglas medioambientales como BREEAM o bien LEED ofrecen indicaciones para la construcción sustentable y los arquitectos responsables se esmeran por lograr estas calificaciones reconocidas universalmente para confirmar sus credenciales sustentables. Mas muchos son los que se restringen a usar palabras de tendencia como “ecológico”, “verde” o bien “sustentable” como términos de marketing de lavado verde. Pese a todos y cada uno de los avances en conocimiento y concienciación, la arquitectura realmente sustentable prosigue siendo más la salvedad que la regla.

 

Características de la arquitectura sostenible

  • Enfoque general en la reducción del impacto ambiental humano en el medioambiente
  • Restricción del consumo de energía con el empleo de fuentes de energía renovables, como paneles solares y sistemas de calefacción, refrigeración y ventilación naturales
  • Edificios que generan cuando menos tanta energía como la que consumen para lograr un efecto neto cero
  • Sistemas de conservación del agua, como la recogida de agua de lluvia y el reciclaje de aguas grises
  • Techos verdes, paredes vivas para la refrigeración natural y la salud y el bienestar de las personas que trabajan y viven dentro
  • Integración en el paisaje circundante
  • Empleo de materiales renovables como el bambú, el cáñamo, el corcho, el lino y la soja
  • Substitución de materiales usuales, como el hormigón, por opciones alternativas sustentables, como el hormigón de cáñamo, cal y agua, o bien los plásticos usuales por renovadores bioplásticos de algas.
  • Empleo de materiales reciclados y upcycled
  • Espacios modulares y acomodables fabricados con materiales naturales que pueden desmontarse sencillamente y volverse a utilizar o bien reciclarse
  • Casas enanas, microapartamentos y otras estructuras pequeñas que contribuyen a satisfacer el hambre por una residencia más sustentable y emplean menos masa de tierra y energía
  • Soluciones de residencia opciones alternativas, como casas y edificios de pisos construidos desde contenedores de transporte reciclados, como arquitectura flotante en vías fluviales de todo el planeta, para hacer en frente de la escasez de residencias en zonas ribereñas espesas.
  • Integración de plantas y naturaleza mediante muros vivos, torres residenciales cubiertas de árboles y tejados verdes para asistir a enfriar las edificaciones existentes y crear ambientes biofílicos saludables para los humanos

 

Ejemplos de arquitectura sostenible

El arquitecto técnico nipón Shigeru Ban, ganador del Premio Pritzker, usa cilindros de cartón reciclados para edificar tanto cobijos de urgencia en el mundo entero como su universalmente famosa Catedral de Transición, construida en dos mil trece en Christchurch (N. Zelanda).

Es posible que la madera sea un material de construcción viejo, mas la madera laminada cruzada, fabricada pegando capas de madera, se ha transformado en una opción alternativa sustentable para las torres urbanas y las casas prefabricadas de madera laminada cruzada en Europa y E.U.. Si el siglo veinte se definió por los rascacielos de acero y cristal de urbes como N. York, el siglo veintiuno podría definirse por los rascacielos de madera como el Mjøstårnet de Voll Arkitekter en Brumunddal (Noruega).

Otro ejemplo de arquitectura sostenible de vanguardia es CopenHill, en Copenhague (Dinamarca), que se autodenomina “la central eléctrica de conversión de restos en energía más limpia del planeta”. Incluye una testera construida para escalar, un tejado por el que se puede pasear y una pista de esquí real.

 

El futuro de la arquitectura sostenible

Pese a las innovaciones, los avances y la creciente concienciación pública sobre la necesidad de prácticas de construcción más ecológicas, la arquitectura sostenible prosigue siendo la salvedad y no la regla. Además de esto, muchos especialistas piensan que el término de sostenibilidad está trasnochado dado el estado actual del planeta.

En cambio, insisten en que el camino a continuar es la arquitectura y el diseño regenerativos, un enfoque holístico considerablemente más progresista que se centra en aprovechar los recursos naturales del planeta para crear edificios y sistemas que sean capaces de regenerarse por sí solos y desmontarse por completo cuando hayan cumplido su función.