Huerto ecológico

La popularidad de los comestibles orgánicos impulsa a los jardineros a mudar a métodos de jardinería orgánica. Acá hay consejos básicos de jardín orgánico para los principiantes, como los jardineros experimentados que hacen el cambio a lo orgánico.

Cultivar hortalizas orgánicas quiere decir que tu familia puede gozar de productos sanos, sabrosos y frescos, libres de químicos sintéticos o bien pesticidas. Ciertos fundamentos de la jardinería orgánica son exactamente los mismos que los de la no orgánica. Plante en un área que reciba pleno sol, por lo menos seis horas al día (ocho a diez horas es todavía mejor). Todos y cada uno de los jardines requieren un riego usual, con lo que asegúrate de tener una espita y una manguera que lleguen a todos y cada uno de los rincones de tu parcela.

 

Pasos para cultivar un huerto orgánico

Empiece con la tierra y la azada del huerto ecológico
Para tener un huerto ecológico sano, hay que comenzar con una tierra sana. El componente más esencial del suelo es la materia orgánica, como el estiércol, el musgo de turba o bien el compost, que es la opción mejor pues contiene microorganismos descompuestos de la vida vegetal precedente. Esos microorganismos aportan a las plantas los nutrientes que precisan. Puedes crear tu pila de compost designando una zona o bien contenedor donde se descomponga la materia orgánica. Asimismo puedes adquirirlo al peso si tienes un jardín grande, o bien emplear el compost en bolsas libre en los centros de jardinería y en las tiendas de artículos para el hogar.

Reduce las malas yerbas propagando una capa de mantillo de 1 a dos pulgadas de grosor sobre el suelo. Esto crea una barrera que impide que las malas yerbas reciban la luz del sol y germinen. Esta capa de mantillo asimismo evita que las esporas de las enfermedades fúngicas lleguen a las hojas de las plantas. Usa un material orgánico (como cascarillas de cacao, paja libre de malas yerbas o bien papel de periódico) como mantillo a fin de que, al descomponerse, agregue materia orgánica ventajosa al suelo.

Usa un abono orgánico para el jardín
Fertilizar tus hortalizas te va a ayudar a medrar más veloz y a conseguir mayores cosechas. Las clases de abono orgánico incluyen el estiércol bien descompuesto de bichos que se nutren de plantas (conejos, caballos, ovejas, pollos), el abono orgánico preenvasado que se adquiere on line o bien en su centro de jardinería local. Asimismo puedes localizar una enorme pluralidad de fertilizantes orgánicos en centros de jardinería y tiendas de productos para el hogar.

Adquisición de plantones
En el momento de adquirir plántulas, los especialistas del servicio de extensión aconsejan escoger plantas que tengan un color saludable para la especie, sin hojas amarillas. Evite las hojas caídas o bien mustias. Cuando adquiera trasplantes, golpee suavemente la planta fuera de la maceta para cerciorarse de que las raíces están bien desarrolladas y son blancas. Evite las plantas que estén aflorando o bien tengan flores. Si no puedes evitarlas, pellizca los brotes y las flores ya antes de plantarlas a fin de que la energía de la planta se concentre en echar nuevas raíces.

Utilice parcelas elevadas orgánicas
Las parcelas elevadas son populares pues cuidar las plantas en ellas es más simple para la espalda. Mantén el bancal pequeño a fin de que no debas llegar lejos ni pisar la tierra.

Como muchas plantas de manera estrecha relacionadas se ven perjudicadas por exactamente las mismas enfermedades, evita plantarlas donde sus familiares medraron el año o bien los 2 precedentes. 2 de las familias más esenciales a las que hay que prestar atención son la del tomate (tomates, pimientos, patatas, berenjenas) y la de la calabaza (calabacín, calabaza, pepino, sandía). Girar los cultivos en diferentes unas partes del huerto ayuda a limitar el desarrollo de enfermedades y a agotar los nutrientes del suelo.

Arranca las malas hierbas del huerto
Oh, esas molestas malas yerbas. Semeja que aparecen de un día para otro. Los jardineros deben planear la supresión de las malas yerbas prácticamente diariamente. Arrancar las malas yerbas a mano es más simple tras una lluvia o bien un riego. (Si la tierra está muy húmeda y embarrada, espera a que se seque un tanto). Hay dos formas de arrancar una mala yerba. Una es arrancar la raíz mientras que se pellizca suavemente la base del tallo. Asimismo puedes usar una paleta para arrancar el sistema de raíces. Asimismo puedes emplear una azada para raspar la parte superior de la yerba, de manera cuidadosa de no dañar ninguna hortaliza. Ten presente que las malas yerbas pueden regresar a medrar si no se suprime la raíz.

Las malas yerbas no solo compiten con tus plantas por el agua y los nutrientes, sino asimismo atraen plagas. Muchos insectos extienden enfermedades al pasar de una planta a otra alimentándose. La manera más orgánica (y simple) de supervisar los insectos en tu jardín es arrancarlos a mano. Si eres escrupuloso, utiliza guantes.

Mantén el huerto ecológico limpio
Muchas enfermedades se extienden de manera rápida en el follaje fallecido y caído. Con lo que una vez por semana (o bien más de forma frecuente de ser posible), recorra su jardín y recoja el follaje caído. En ocasiones se puede eludir que una enfermedad se extienda por toda la planta recogiendo una hoja inficionada. Tire las hojas fallecidas o bien enfermas a la basura, no a la pila de compost.

Riegue con prudencia y dé aire a las plantas
Las hojas húmedas, en especial por la tarde o bien la noche, favorecen el desarrollo de mohos como el oídio o bien el mildiu. En vez de regar sobre la cabeza, utilice una manguera de remojo que ahorre agua y que la lleve de forma directa a las raíces y evite las salpicaduras.

Asegúrate de proseguir los requisitos de separado que figuran en los bultos de semillas para eludir el amontonamiento. Un buen flujo de aire entre las plantas puede asistir a prevenir muchos géneros de enfermedades fúngicas.

Cultive plantas para atraer insectos ventajosos
Plante estas flores en torno a su huerto para atraer insectos útiles, como abejorros que polinizan las plantas y escarabajos y mantis religiosas que se nutren de insectos perjudiciales. Algunas de ellas son:

  • Cleome
  • Universo
  • Susana de ojos negros
  • Margarita
  • Caléndula
  • Capuchina
  • Echinacea purpurea
  • Salvia
  • Girasol
  • Milenrama
  • Zinnia