Plantas medicinales para la osteoporosis

Tus huesos efectúan una multitud de funciones vitales para el bienestar de tu cuerpo. Dan un marco estructural al que tus ligamentos podrían unirse; resguardan tus órganos internos vitales de las lesiones; y te prestan la capacidad de moverte. Una función menos famosa es que actúan como sistema de almacenaje de muchos nutrientes esenciales, lo que los relaciona de manera automática con su salud inmunológica. Por ende, se puede decir que si no se cuidan los huesos, la salud puede pasar por instantes bastante difíciles.

Cuando se habla de plantas y de sus propiedades medicinales, normalmente se asocian esas propiedades al tratamiento de los sospechosos frecuentes, como el constipado común, la tos, las quemaduras leves, las faltas de nutrientes, etcétera No obstante, la enorme mayoría de la gente ignora que ciertas plantas medicinales asimismo son capaces de sostener y progresar la salud de los huesos. Estas plantas pueden usarse (o bien consumirse) para contrarrestar cualquier amenaza a la salud ósea. Si quiere cultivar estas plantas y usar sus cualidades para su bienestar, acá tiene una lista de las mejores.

 

Plantas medicinales para los huesos y articulaciones

Diente de león
El diente de león es una planta rica en nutrientes. Contiene nutrientes como el calcio y el magnesio; los dos son esenciales para sostener y acrecentar la densidad ósea. Lo que hace que esta planta se distinga del resto de esta lista es que los tallos, las hojas y las flores de esta planta poseen grandes cantidades de boro, que es esencial para robustecer los huesos. El diente de león tiene una de las mayores concentraciones de boro mineral de todos y cada uno de los comestibles. El diente de león asimismo tiene una buena cantidad de propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias. Aumentan la circulación sanguínea y asisten a sostener un ritmo de producción incesante de glóbulos colorados y blancos. Además de esto, la planta es rica en vitamina C y luteolina; las dos resguardan los huesos de los daños relacionados con la edad y el debilitamiento de los huesos. Puedes secar los brotes de esta planta y hervirlos para hacer un té.

Cola de caballo
La cola de caballo es una planta con múltiples utilidades para la salud de los huesos. La planta tiene fuertes propiedades antiinflamatorias y calmantes que asisten al sistema óseo a lidiar con el dolor, la inflamación y otros riesgos comunes. Las vitaminas de esta planta asisten a la síntesis de colágeno y evitan la fricción entre los huesos. La yerba es famosa por prevenir las infecciones relacionadas con las fracturas y la osteoporosis. Mejora la capacidad de construcción ósea de los osteoblastos (las células autoras de hueso). La cola de caballo asimismo es rica en sílice, que desempeña un papel clave en el fortalecimiento de los huesos y es esencial para la salud de las uñas y el pelo. El sílice asimismo facilita la absorción del calcio y ayuda en el proceso de sanación de los huesos.

Planta de sésamo
El sésamo es un almacén de minerales orgánicos y este comestible alcalino apoya y mejora tanto la salud ósea como la general. Solo una cucharada de semillas de sésamo enteras contiene nada menos que ochenta y ocho mg de calcio. Ni tan siquiera una taza entera de leche (considerada una enorme fuente de calcio) puede suministrar la cantidad de calcio que aportaría una cuarta parte de taza de semillas de sésamo. Las semillas de sésamo se usan extensamente con fines culinarios y, por ende, pueden incorporarse sencillamente a su dieta.

Trébol colorado
Una de las pocas plantas que son tan preciosas como útiles, el trébol colorado es una fuente rebosante de minerales y fitoestrógenos que son de particular valor para las mujeres. Resguarda su columna vertebral de los efectos desgastantes de la edad y de la osteoporosis; el mérito es del compuesto “formononetina”, presente en rebosantes cantidades en esta planta. Las flores secas de trébol colorado pueden añadirse a sus ensaladas, emparedados y envoltorios.

Alfalfa
Los tallos y las hojas de la planta de alfalfa son ricos en los cuatro minerales más esenciales para la salud de los huesos: calcio, magnesio, boro y sílice. Los compuestos antinflamatorios de la planta el efecto de los radicales libres perjudiciales. Los fitoestrógenos de esta planta pueden calmar las fluctuaciones hormonales que podrían causar problemas óseos.

Manzanilla
Una de las plantas más populares en la medicina natural opción alternativa debido a sus poderes calmantes y sedantes, la manzanilla asimismo es buena para la salud de los huesos. El consumo de esta planta administra ciertos minerales muy precisos en su cuerpo. Reduce la hinchazón y lubrifica los tendones y los cartílagos que unen los huesos. La planta puede consumirse en forma de té o bien aplicarse externamente para sanar el dolor y la inflamación.

Ortiga
Las ortigas son una fuente masiva de ciertos nutrientes más esenciales para los huesos y el cuerpo humano: calcio, magnesio, hierro, cobre, cinc, potasio, azufre, proteínas y vitaminas A, D, K, complejo B y C. Las ortigas resguardan los huesos del deterioro que pueden ocasionar los radicales libres. dos tazas de té de ortiga al día harían maravillas para tu salud.

Paja de avena
La paja de avena da un impulso a las hormonas que estimulan el desarrollo de las células óseas y asisten en la prevención o bien el tratamiento de la osteoporosis. La paja de avena contiene un sinnúmero de calcio, aparte de otros minerales y vitaminas sinérgicos que son esenciales para la construcción de los huesos. Aporta al cuerpo humano substancias como el hierro, los flavonoides, el almidón, las vitaminas del conjunto B y la metionina. La planta asimismo es famosa por aliviar la ansiedad y prosperar la fecundidad.

Consuelda
El nombre alternativo de esta planta, “hueso de punto”, se debe a sus propiedades curativas para los huesos. La consuelda se ha empleado de forma tradicional en muchas etnias para tratar los huesos rotos. Contiene grandes cantidades de calcio y vitamina C y puede usarse como cataplasma (haciendo un “jugo” de sus hojas verdes frescas) o bien como una parte de la dieta.

Albaca
La albaca es una yerba muy popular y rica en calcio. Además de las ventajas evidentes que da el calcio, esta planta previene el desgaste de los huesos relacionado con la edad. Lo mejor de esta planta es que, en contraste a otras plantas “ventajosas para los huesos” de esta lista, esta planta puede añadirse de forma fácil a su dieta frecuente. Puedes incorporar albaca a tus sopas y ensaladas e inclusive a tus pizzas y emparedados de queso.

Todas y cada una estas plantas no solo son buenas amigas de tus huesos, sino la mayor parte son muy simples de cultivar. Puedes cultivarlas en un jardín aun con conocimientos limitados de jardinería. Solo debes atender sus necesidades básicas y van a cuidar de tus huesos.