Hierbas para la inflamación de forma natural

Así sea por una lesión, un daño o bien una alergia, la inflamación puede ser bastante dolorosa de tratar. Por fortuna, los médicos, herbolarios y chamanes llevan siglos usando antídotos herbales para contrarrestar esta sensación de hinchazón.

Aun actualmente, muchas de las condimentas de tu guardarropa pueden asistir a reducir la inflamación y calmar el dolor; solo debes saber dónde buscar. Estas hierbas antiinflamatorias son geniales antídotos naturales para las enfermedades ocasionadas por la polución, la sensibilidad a los comestibles o bien la inflamación crónica que acarrea el cáncer, la diabetes o bien las enfermedades autoinmunes.

Como ocurre con cualquier antídoto natural, estas hierbas no pretenden substituir la atención médica real. Es mejor preguntar a su médico ya antes de tomar cualquier suplemento y singularmente si tiene alguna condición médica persistente.

 

¿Cuáles son las mejores hierbas antiinflamatorias?

Existen muchas hierbas y condimentas diferentes que pueden asistirte a reducir o bien prevenir la inflamación en tu cuerpo, y la mayor parte de ellas están libres en el corredor de las condimentas de tu tienda de comibles local.

Cúrcuma
Si bien se ha usado en las medicinas y cocinas india, aiurvédica y china a lo largo de siglos, la cúrcuma ha visto renovada su popularidad en los últimos tiempos. Empleada tanto como condimenta como agente antinflamatorio a base de hierbas, el propio pigmento amarillo de la cúrcuma procede de un compuesto llamado curcumina. La curcumina se ha usado para tratar trastornos digestibles, heridas y también infecciones, y una investigación ha probado que es un eficiente antioxidante, conocido por matar células tumorales de forma selectiva. La cúrcuma está libre en variedades frescas o bien en polvo y es exquisita en sopas, guisos, currys y jugos.

Pimientos picantes
Las guindillas son un complemento picante para cualquier plato, mas su valor no reside solo en el número de unidades Scoville que agregan a el alimento. Los chiles poseen un compuesto picante llamado capsaicina, que ha probado tener un efecto antinflamatorio en el cuerpo. Todos los modelos de chiles poseen capsaicina en cantidades variables, como los pimientos de cayena, los jalapeños y múltiples chiles de herencia. Se puede adquirir en variedades frescas o bien en polvo, como en suplementos de vitaminas.

Canela
La canela podría ser la condimenta más famosa de esta lista. Elaborada desde la corteza del canelo, la canela tiene poderosas propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antidiabéticas, antimicrobianas, anticancerígenas y reductoras de lípidos. Aun hay pruebas de que puede ser eficiente en el tratamiento de trastornos neurológicos como el Parkinson y el Alzheimer. Además de esto, ¡su sabor es exquisito!

Pimienta negra
La pimienta negra es un comestible básico para prácticamente todos los platos salobres que puedas imaginar y asimismo para ciertos dulces. Pese a su naturaleza prudente, esta condimenta tan común contiene un sinnúmero de piperina, una substancia química antiinflamatoria. La piperina es lo que proporciona a la pimienta su inconfundible sabor a pimienta y, en dosis bajas, se ha probado que reduce la inflamación y elimina la percepción del dolor en quienes sufren artritis. Una investigación asimismo descubrió que la pimienta negra puede inhibir la propagación del cáncer.

Romero
El romero no solo es bueno para asar patatas. Resulta que una de las hierbas y condimentas más frecuentes es singularmente eficiente contra la inflamación y la oxidación, conforme una investigación. El romero es un ingrediente frecuente en muchos platos y puede cultivarse en los jardines de hierbas de la cocina con relativa sencillez. Se puede localizar fresco, seco o bien en polvo y tiene un aroma y un sabor propios.

Té verde
El té verde es otro antídoto herbal universalmente conocido. Se ha usado para tratar todo género de enfermedades, desde las cardiovasculares hasta el cáncer, y es un eficiente antinflamatorio para tratar la artritis. Es exquisito, simple de lograr y puede usarse para dar sabor a cualquier bebida o bien postre. Los especialistas aconsejan tomar de 3 a 4 tazas de té verde al día, mas tenga cuidado si es sensible a la cafeína. Una taza de ocho onzas de té verde contiene entre treinta y cincuenta miliogramos de cafeína, si bien hay variedades descafeinadas.

Jengibre
El jengibre es un antinflamatorio tan potente que las investigaciones han probado que tiene un efecto terapéutico aun mejor que los antinflamatorios no esteroideos. Asimismo puede usarse para tratar las náuseas o bien el mareo, como puede testimoniar personalmente quien esto escribe. El sabor picante y único del jengibre lo ha transformado en el pilar de muchas cocinas regionales a lo largo de siglos y sus propiedades medicinales se conocen desde hace prácticamente exactamente el mismo tiempo. Se puede adquirir fresco, encurtido, picado, molido y confitado.

Clavo de fragancia
El aceite de clavo se ha usado a lo largo de años para calmar el dolor de muelas y el dolor de los procedimientos bucales. Las investigaciones señalan que esto es debido a los compuestos que han probado particularmente que dismuyen la inflamación de la boca y la garganta.

Del mismo modo que el jengibre, el clavo asimismo puede asistir a calmar las náuseas. Puede encontrarse en polvo o bien venderse como aceite tópico. No obstante, su sabor es algo más intenso que el de otras condimentas de esta lista, con lo que incluirlo en bebidas o bien platos requiere un tanto más de cuidado y planificación.