Hierbas para orinar

Las infecciones del tracto urinario, ITU, son comunes. En torno a una de cada 2 mujeres y uno de cada veinte hombres sufrirán una y para muchas mujeres, es algo recurrente.

La mayor parte de nosotros estamos familiarizados con los síntomas: sensación de ardor al mear, micción usual, orina turbia, con sangre o bien muy pestilente y malestar general en la zona. La fiebre alta, el dolor de espalda y los vómitos aparecen cuando la infección se agudiza y se traslada a los riñones. Si esto ocurre, es fundamental asistir al médico de cabecera, en tanto que si la infección no se trata puede provocar daños en los riñones.

Una infección del tracto urinario puede ser desde una infección de la vejiga hasta una infección del riñón. La cistitis, una infección en la vejiga, es la ITU más habitual.

Las bacterias no acostumbran a vivir en el tracto mingitorio, es una zona estéril, mas pueden entrar en él y multiplicarse, provocando una infección. Esto puede suceder a lo largo del coito o bien al limpiarse de atrás cara adelante tras mear (en el caso de las mujeres). La uretra es bastante corta y recta, lo que facilita el desplazamiento de los gérmenes cara la vejiga.

Los cambios en el sistema inmunitario pueden hacer que una persona sea más frágil a las infecciones, como los cambios en los niveles hormonales. Las infecciones son más usuales inmediatamente antes de la regla y a lo largo del embarazo. Conforme las mujeres avejentan, los tejidos de la uretra y la vejiga se vuelven más finos y secos con la edad, como tras la menopausia o bien de una histerectomía, lo que acarrea una mayor probabilidad de infección.

El diagnóstico es fácil. Un análisis de orina ordenado por un médico de cabecera puede identificar la causa de la infección y el tratamiento acostumbra a ser un curso de antibióticos. No obstante, las infecciones recurrentes son usuales y los estudios han probado que las mujeres tienen un peligro entre un veinte por ciento y un treinta por ciento mayor de padecer una recurrencia de la infección en los 3 o bien 4 meses siguientes a la infección urinaria inicial.

Las mujeres asimismo corren más peligro de padecer infecciones urinarias repetidas si:

  • emplean gel espermicida o bien un diafragma como procedimiento anticonceptivo
  • han tenido una nueva pareja sexual
  • padecen de estreñimiento
  • han tenido su primera infección del tracto urinario a los quince años o bien ya antes
  • tener antecedentes familiares de infecciones urinarias repetidas.

Sabemos que el empleo excesivo de antibióticos puede ocasionar una perturbación de la salud de la vegetación intestinal que conduce a una mayor susceptibilidad a más infecciones. La vegetación intestinal forma 2 tercios de nuestro sistema inmunitario.

 

Diuréticos naturales 

Acá es donde los antídotos herbales pueden ser útiles. Los herbolarios han usado de manera exitosa las hierbas que puedes ver en la siguiente lista.

Gayuba
Asimismo famosa como uva ursi. En una investigación doble ciego con placebo efectuado en cincuenta y siete mujeres con infecciones urinarias recurrentes, se probó que la gayuba elimina con eficacia las infecciones siguientes. La gayuba actúa como antibacteriano, aséptico mingitorio, astringente y cicatrizante de las membranas mucosas del tracto urinario. Asimismo es un diurético.

Hoja de diente de león
En contraste a la raíz, que se centra en el equilibrio de la salud digestible y hepática, esta yerba es un potente diurético que se usa para adecentar la vejiga y calmar los síntomas.

Seda de maíz
Tiene propiedades mucilaginosas o bien demulcentes. Calma las membranas mucosas irritadas. Asimismo tiene un efecto diurético. Es rica en sílice y otros minerales, que asisten a robustecer los tejidos.

Cola de caballo
Actúa de forma afín a la seda de maíz.

Raíz de malvavisco
Sí, el caramelo de malvavisco original se hacía con esta planta. Como se puede imaginar, el malvavisco tiene un efecto demulcente suavizante en las membranas mucosas irritadas del tracto urinario.

Arándano rojo
Técnicamente no es una yerba, mas es usada por los herbolarios. Flordis, una compañía de salud natural, ha efectuado extensos estudios sobre el extracto de arándano colorado. El arándano ayuda a eludir que las bacterias potencialmente perjudiciales se adhieran a las paredes del tracto mingitorio y suprime de manera eficaz las bacterias del tracto mingitorio para asistir a fomentar la salud del tracto mingitorio. Al asistir a sostener limpio el tracto mingitorio, esto reducirá la frecuencia de las cistitis recurrentes.

Sello de oro
Es un potente antibacteriano y cicatrizante de la mucosa indicado para la inflamación de la pared del tracto urinario.

 

¿Cuál es la mejor forma de tomar estas hierbas?

Todas y cada una estas hierbas, excepto el sello de oro y el arándano colorado, pueden tomarse en forma de infusión. Agregue una cucharadita de cada una en un litro de agua hirviendo, déjela descansar a lo largo de siete minutos y consúmala diariamente.

Son recomendables las hierbas orgánicas. Asimismo puede tomar estas yerbas en forma de tintura de hierbas que contiene componentes concentrados de yerbas y ofrecen los máximos beneficios terapéuticos. Solo están libres con una prescripción de su naturópata o bien herbolario. Un profesional de la salud cualificado se cerciorará de que su medicación, sus suplementos o bien su estado de salud no interaccionen con sus yerbas.

En el momento en que un herbolario prescribe yerbas medicinales, tiene presente la constitución de la persona, su edad, sus alergias, su sensibilidad, su solidez, su peso, su temperatura, su estado de salud actual y su personalidad. 

Nota:
Recuerde siempre y en todo momento informar a su profesional de la salud si está encinta o bien amamantando, puesto que muchas hierbas como fármacos pueden estar desaconsejadas.
Estas hierbas no reemplazan a los antibióticos cuando son precisos. Pueden emplearse de forma conjunta, para robustecer las mucosas del tracto urinario o bien para prevenir una infección.