Hierbas para desinflamar el vientre

Como adeptos al bienestar autoproclamados, nos esmeramos por vivir un modo de vida natural y holístico. Eso significa desposar los ideales de la medicina occidental y oriental para localizar una combinación de prácticas de bienestar que se adapte a nosotros, y a nuestra salud, lo mejor. Así sea que eso signifique cultivar un hábito de meditación, aprender sobre las diferencias clave entre los regímenes de tendencia o bien revisar nuestra salud sexual, estamos prestos a hacerlo. Después de todo, es como afirma el refrán: La salud es riqueza.

Una de nuestras áreas de interés singular son los antídotos herbales, que se han puesto de tendencia en el planeta del bienestar recientemente merced a marcas populares. La mayoría de los cotilleos viran en torno a los adaptógenos, que son yerbas singulares que asisten al cuerpo a hacer frente al agobio. No obstante, de lo que hablamos el día de hoy es de las yerbas antiinflamatorias, aquellas que combaten la inflamación rebelde en todo el cuerpo para prosperar nuestro bienestar general. 

 

Hierbas antiinflamatorias eficientes para la barriga

Corteza de sauce blanco
La corteza de sauce blanco tiene geniales propiedades antiinflamatorias merced a la potente combinación de compuestos que se hallan en su interior. Contiene salicina, un compuesto muy afín a la aspirina, que puede reducir el dolor y la inflamación. Desde este momento, nos referiremos a la corteza de sauce blanco como la aspirina de la naturaleza, ¿suena bien?

En verdad, sus propiedades medicinales han sido festejadas a lo largo de milenios. Hipócrates y Dioscórides aconsejaban la corteza de sauce como antídoto para la gota y las enfermedades reumáticas de las articulaciones. Los sanaderos nativos americanos asimismo confiaban en el sauce por sus propiedades calmantes.

Cúrcuma
¿Es una sorpresa que la cúrcuma esté en la lista? Está tan de tendencia pues marcha. La cúrcuma es una raíz originaria de la India y se ha empleado a lo largo de miles y miles de años como condimenta y yerba medicinal. Contiene curcumina, un potente antinflamatorio, con lo que es famosa por sus efectos antinflamatorios y antioxidantes. Covey apunta que la cúrcuma se prosigue usando en nuestros días para calmar una serie de afecciones como la artritis reumatoide, los cefaleas y la enfermedad inflamatoria intestinal.

Existen incontables formas de incluir la cúrcuma en su dieta. Puede ser tan fácil como espolvorear un tanto del polvo de color naranja refulgente en un batido o bien en un bol de cereales. Una de mis formas preferidas de integrar la cúrcuma en mi dieta es tomar leche dorada, afirma. La leche dorada es una bebida caliente hecha con leche, las leches de frutos secos asimismo marchan, jarabe de arce, vainilla, cúrcuma y pimienta negra.

Romero
“El romero se ha usado en la cocina y en la medicina popular a lo largo de siglos. Contiene ácido rosmarínico, un compuesto conocido por sus efectos antinflamatorios, antioxidantes y antimicrobianos. En dos mil tres, una investigación publicado en el Journal of Rheumatology notificó de que el ácido rosmarínico inhibía la progresión de la artritis en ratones de laboratorio.

Tanto si luchas contra la artritis tal y como si no,  es una genial fuente de antioxidantes y compuestos antinflamatorios, que se piensa que fortalecen el sistema inmunitario y mejoran la circulación sanguínea. Con lo que tome esto como un PSA: espolvoree un tanto de romero sobre su cena esta noche para conseguir ciertos beneficios de salud antinflamatorios a nivel científico probados.

Jengibre
El jengibre se considera la medicina universal. Ataca la inflamación y el dolor, puede combatir la fatiga y calmar los músculos y la garganta doloridos. Asimismo aumenta el poder digestible. Sus superpoderes para el bienestar se deben al antioxidante seis-gingerol, que combate los radicales libres y la inflamación que provocan.

Si bien se puede consumir el jengibre de diferentes formas, el té de jengibre es nuestro preferido. Una decocción de jengibre conjuntada con cúrcuma puede ser realmente ventajosa. Se puede emplear en múltiples recetas de comida como sopas, arroz, etcétera

Canela
Sí, la substancia dulce que espolvoreas en tu café con leche de la mañana es una de las substancias antiinflamatorias más eficientes que existen. Se emplea de manera frecuente en los preparados herbales aiurvédicos para prosperar la biodisponibilidad de otras yerbas. La canela actúa como antinflamatorio, y sus propiedades antioxidantes pueden reducir la probabilidad de daños celulares y enfermedades crónicas. Bloquea los factores de desarrollo asociados al desarrollo celular anormal, resguardando de este modo contra el cáncer. ¿Quién iba a decir que algo tan potente tendría un sabor tan dulce? Cuando menos en el caso de la canela, podemos tener lo mejor de los dos mundos.

Boswellia Serrata
Asimismo famosa por su nombre en sánscrito, shallaki, la Boswellia serrata es una potente yerba antiinflamatoria. La Boswellia serrata tiene sorprendentes efectos curativos en la osteoartritis, la artritis reumatoide, primordialmente en la inflamación de las articulaciones. Puede emplearse como opción alternativa a los AINE, fármacos antinflamatorios no esteroideos. Puedes hallar esta yerba menos famosa en forma de pastillas o bien en forma de gel para su aplicación externa.

Clavo de fragancia
Los clavos son otra condimenta común con beneficios antinflamatorios de alto nivel. Conforme una investigación reciente de dos mil diecisiete, el aceite esencial de clavo de fragancia mostró robustos efectos antiproliferativos en la producción de múltiples biomarcadores proinflamatorios. En otras palabras, el aceite esencial de clavo probó ser una substancia antiinflamatoria eficiente.