Hierbas para dejar de fumar

Parar de fumar es bastante difícil. La nicotina de los cigarros estimula el sistema nervioso, el sistema cardiovascular y el sistema digestible. Cuando la nicotina abandona el sistema, empiezan las ganas de fumar, lo que hace que sea un reto sostenerse distanciado, mas si se combinan las yerbas convenientes con el deseo auténtico de parar de fumar se puede conseguir el éxito.

¿Por dónde empezar? Dibuja una línea en el centro de un papel. En un lado, haga una lista de todas y cada una las razones por las cuales le agrada fumar. En el otro lado, haga una lista de todas y cada una de las razones para parar de fumar, por ejemplo: salud, trabajo, familia. Cuando tenga más razones para parar de fumar que para proseguir haciéndolo, va a estar listo para pasar a la acción. El paso inicial, y el más esencial, es el deseo y el compromiso auténticos de parar de fumar.

 

Hierbas e infusiones para dejar el tabaco

Lobelia
En una investigación publicado en el Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics en el año dos mil, los científicos han observado que la lobelia puede tener una actividad afín a la de la nicotina y asistir a alentar la liberación de dopamina (una substancia química del cerebro que desempeña un papel clave en la producción de sensaciones de placer y bienestar).

Avena
En ocasiones llamada avena, es un tónico eficiente para el sistema inquieto y se aconseja frecuentemente para la fatiga y el agotamiento inquieto. El extracto derivado de la avena puede asistir a reducir el agobio y la ansiedad y fomentar un sueño de calidad. Una investigación descubrió que, tomada 4 veces al día, asistía a los fumadores frecuentes de tabaco a reducir significativamente el número de cigarros que fumaban.

Escutelaria
La escutelaria es una hierba calmante que tiene propiedades inquietas. Calma, fortalece y renueva el sistema nervioso. Usada para tratar el nerviosismo, la ansiedad y el insomnio, la escutelaria puede asistir a calmar la tensión y el agobio mientras que se deja de fumar.

Llantén
El llantén es un expectorante, lo que quiere decir que ayuda a expulsar la mucosidad de los pulmones. Es una yerba antiinflamatoria y demulcente que calma las membranas mucosas irritadas, incluyendo los tejidos de los pulmones, y se ha probado en ensayos clínicos que genera una inquina al tabaco cuando se ingiere o bien se pulveriza en las fosas nasales.

Regaliz
El regaliz es una hierba expectorante y demulcente. Se ha usado de forma tradicional para aliviar la irritación de los pulmones ocasionada por el asma, la bronquitis y otras enfermedades respiratorias. Asimismo es un tónico suprarrenal y puede asistir a compensar los niveles de cortisol, reducir la fatiga y restaurar la energía.

 

Pasos para dejar de fumar

Empiece a tomar la infusión de hierbas o tintero unos días ya antes de parar de fumar a fin de que las yerbas estén en su sistema.

Prepara una lista de cosas que puedes hacer en vez de fumar en el momento en que te den ganas de hacerlo. Prueba con dos posturas de yoga, respiración profunda, hay aplicaciones, un baño caliente, date un masaje en las manos, etcétera

Comienza a tomar tintura antiinflamatoria dos veces al día. La cúrcuma reduce la toxicidad de la nicotina en los pulmones. Un proyecto de investigación del Instituto Nacional de Alimentación de la ciudad de Hyderabad (India) probó que los que tomaban cúrcuma suprimían de su cuerpo entre 3 y 8 veces más carcinógenos que los fumadores que no tomaban cúrcuma.

Tenga a mano aceite esencial de pimienta negra o bien un inhalador de pimienta negra. Las investigaciones han probado que la inhalación del aroma del aceite esencial de pimienta negra reduce los antojos al alentar el sistema respiratorio de una forma que imita el consumo de cigarros.

Tenga palos de regaliz a mano. El regaliz es ideal para el movimiento de la mano a la boca. Cuando acabas una comida, charlas por teléfono o bien te subes al turismo, es un hábito echar mano de los cigarros. El regaliz ayuda a la abstinencia sin elevar la presión sanguínea, al unísono que previene el agobio al tener algo a lo que recurrir cuando los antojos atacan.

No utilice los palitos de regaliz a lo largo de más de cuatro-seis semanas. Consulte a su médico si está tomando fármacos recetados o bien es tratado por un médico.

Temtempiés saludables. Las personas que procuran parar de fumar frecuentemente recurren a los dulces y otros piscolabis azucarados. Los picos de azúcar van seguidos de bajonazos, lo que empeora los antojos. En su sitio, pruebe algo como las semillas de girasol.

Deseche todo cuanto le recuerde a fumar, incluyendo los cigarros.