Alimentos naturales y orgánicos

Hay gran diferencia entre un comestible etiquetado como natural y otro etiquetado como ecológico. Por desgracia, estas dos denominaciones se mezclan mucho, hasta el punto de que absolutamente nadie semeja ser capaz de determinar cuál es cuál, lo que crea mucha confusión para las personas que verdaderamente se preocupan por adquirir los mejores y más saludables productos libres.

 

Diferencia entre alimentos naturales y orgánicos

Comestibles orgánicos 

Si bien existen múltiples criterios para los comestibles ecológicos, para ser etiquetados como ecológicos o naturales, los comestibles deben haber sido cultivados sin el empleo de fertilizantes y pesticidas sintéticos, antibióticos, irradiación, ingeniería genética o bien hormonas de desarrollo. 

 

Comestibles naturales

Los comestibles naturales no tienen ningún género de supervisión legal o bien federal, y no están definidos por ninguna ley o bien criterio. No existe ninguna estipulación oficial sobre la cantidad de ingredientes naturales que debe contener un comestible para ser considerado como tal. En general, se cree que un comestible etiquetado como natural contiene menos conservantes y aditivos químicos que otros géneros de comestibles procesados, si bien como no hay forma de inspeccionar legalmente el producto, no se puede establecer una contestación segura.

 

¿Qué hace que un alimento sea ecológico?

Un buen ejemplo de la diferencia entre lo natural y lo ecológico es una barra de fruta preenvasada. Si la barra contiene solo ingredientes orgánicos certificados, puede ser etiquetada como cien por ciento orgánica. Si contiene un noventa y cinco por ciento de ingredientes ecológicos, asimismo puede llevar la etiqueta de ecológico.

Si la barra contiene un setenta por ciento de ingredientes ecológicos, puede etiquetarse como hecha con ingredientes ecológicos. No obstante, todo cuanto esté bajo este porcentaje no está en su derecho a ser etiquetado como ecológico. No obstante, si la barra de fruta estuviese hecha sencillamente con una mayoría de ingredientes de fruta y frutos secos, podría llamarse natural sin dejar de contener un sinnúmero de azúcares refinados añadidos, conservantes y componentes químicos.